17 mar. 2015

Córdoba
















Este fue un fin de semana de esos en los que haces de todo un poquito. De esos en los que no falta el turisteo ni el paseito al sol, y menos la cerveza reponedora después de todo aquello. Nos sentimos ricos y compramos Marlboro a medias. Nos imaginamos como sería si nuestra casa de verano fuera el Alcázar (los reyes vivían como reyes, ¿eh?). Una mañana aprovechamos de desayunar fuera y buscar las palabras de una triste sopa de letras que venía detrás del menú: menospreciar, infravalorar, atropellar...en fin, comprendimos que el autor tendría sus problemas.

Ay. Es tan corto el finde y tan larga la semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Thanks for your comment!